Colegio Nuestra Señora del Rosario Dominicas de Teror
Colegio Nuestra Señora del Rosario             Dominicas de Teror

Ideario

UN POCO DE HISTORIA

Las "Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia" ,es una Congregación perteneciente a la familia de la "Orden de Predicadores" cuyo fundador fue Santo Domingo de Guzmán. De él y sus seguidores, en Canarias el Padre Cueto (1892-1910) y la Madre Pilar, nuestros fundadores, proviene la espiritualidad que anima la misión educativa de nuestra Congregación.

Domingo de Guzmán nace en Caleruega (Burgos)el año 1170 y recibió un "Don Profético" que lo impulsó a dar respuestas concretas a las situaciones de crisis que vivía la Iglesia y la sociedad de su tiempo. Poseía una clara conciencia de que el hombre, para llegar a su plena realización personal y ser así verdadero agente de cambio, debe poseer un profundo celo por la búsqueda de la verdad a través de la contemplación y estudio permanente. El lema que sustenta en la formación de su orden para el servicio de la Iglesia es:"Comtempla ta aliistradere", CONTEMPLAR Y DAR LO CONTEMPLADO.

Así, frente a un clero pobre, y sin preparación, él insiste y hace suya como norma de vida y de su orden el estudio no para saber más, sino para servir mejor.
           

Domingo fue un profeta, supo leer en los acontecimientos diarios de su tiempo: supo escuchar
y asumir los problemas de quienes lo rodearon, y en esa realidad presentó el evangelio con su lenguaje entendido por todos. Su inquietud por saber estuvo íntimamente ligado al de enseñar.

A través de los siglos este carisma, donde el espíritu, recibido por Domingo, no se ha agotado en el paso del tiempo, sino que ha sido enriquecido por hombres y mujeres excepcionales. Es así como el Padre Cueto y la Madre Pilar fueron suscitados por el Espíritu para fundar la Congregación de las   "Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia", en el año 1895 en las Islas Canarias, como respuesta imperiosa a la urgencia de aquel lugar y aquella época: la promoción de la mujer y de la juventud.

La intuición del padre Cueto y de la Madre Pilar, hecha realidad en su tiempo y continuada y extendida a lo largo de los años, ofrece también hoy, un camino válido y eficaz en la tarea educativa de nuestros Centros, en ellos se promueve la dignidad de la persona, como hijo de Dios, y se tiene en cuenta las características y exigencias de la sociedad en que se vive, para transformarla con la fuerza de la Verdad y del Amor.

De esta forma,  respondemos a uno de los derechos inalienables de la persona: La educación, porque los hombres,  más conscientes de su propia dignidad y deber, desean participar cada vez más activamente en la vida social y sobre todo económica y política.(Consí.n°46)

"Nuestra Congregación, en su aporte a la Iglesia, asume con gozo la educación como forma específica para llenar al hombre y a la mujer del Espíritu de Cristo y contribuir a la edificación de un mundo más humano y más justo"(Consí.n°47)

           CRITERIOS
          En fidelidad a nuestras raíces fundacionales y a los desafíos del presente, sentimos que los CRITERIOS que deben animar nuestro quehacer educativo son:

  • Una educación que promueva el AMOR y defensa de la VERDAD. El estudio y la contemplación como búsqueda de esa VERDAD.
  • Una educación para el SERVICIO: estudiar no para saber más sino para servir mejor a los demás.
  • Una educación DEMOCRÂTICA, que sea verdaderamente participativa y FRATERNA en sus
    estructuras, de modo que los agentes educativos puedan ejercer su función crítica en el acontecer histórico, social y cultural, con eficacia para el cambio.
  • Una educación LIBRE y LIBERADORA, capaz de transformar las estructuras injustas a través de la implicación y la denuncia.
  • Una educación que integre, en todo su proceso educativo a la FAMILIA,  irremplazable en la educación de los niños y jóvenes.
  • Una educación INTEGRAL, que convierta al educando en sujeto de su propio desarrollo y al servicio del desarrollo de su entorno, en todos sus niveles.
  • Una educación que perfile un joven, una joven SOLIDARIOS capaces de IRRADIAR SU EXPERIENCIA DE JESUCRISTO, siendo testimonio de esperanza y alegría en su compromiso con el mundo.
  • Una educación que promueva una espiritualidad encarnada en la historia, iluminada por la fe en Cristo Jesús, que anime la auténtica promoción humana y capacite para vivir los valores evangélicos.

 

PRINCIPIOS

Desde este espíritu dominicano y al servicio del hombre, de la sociedad y de la Iglesia queremos que los Colegios de las Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia se distingan por:

  • Su calidad técnica y profesional, por su saber científico, por su convivencia fraterna, por la promoción de la justicia y de la paz, por la formación en los valores humanos y religiosos.

 

• Que en ellos sea primordial:

  • La atención personalizada a los/las alumnos/as
  • La renovación pedagógica
  • El trabajo por objetivos
  • El trabajo en equipo
  • La vivencia de valores evangélicos
  • La participación de los padres en la vida del Centro.
  • Que en ellos se eduque "en" y "para" la vida, acentuando la enseñanza y aprendizaje de los contenidos de valores, actitudes y normas que les ayuden a vivenciar el amor misericordioso de Dios y el sentido trascendente de su existencia, con un estilo de convivencia sencillo, donde el respeto sea fundamental.
  • Que sean lugares de encuentro y referencia evangélica para todos los estamentos (padres,
    profesores, alumnos/as y ex-alumnos/as).
EL ESTUDIO. No sólo para saber, sino para dar a los demás

Colegio Ntra Señora del Rosario
Paseo González Díaz 81
35330 Teror

 

Teléfono

+34 928632078


Si lo desea, también puede ponerse en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

Horario de Secretaria

Lunes y Miércoles  de 13:30 a 14:30 horas.

Martes de 16:00 a 17:00 horas.

Colegio Ntra Señora del Rosario en redes sociales

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Colegio Ntra Señora del Rosario